Mi Cali Actual

Thursday, April 27, 2006



Videa se nos presentó como un espacio de intercambio de experiencias y reflexión acerca de las producciones audiovisuales hechas por nosotros, los estudiantes; como una forma de acercarnos para hablar de nosotros, de la ciudad, del país. Lo entendí además (o quizá esperanzadamente así lo quise entender) como un fomento a la creatividad, como una oportunidad de encaminar nuestros dotes creativos hacia temáticas sociales para alcanzar grandes y novedosos resultados.

No pude asistir a las primeras presentaciones audiovisuales del evento, pero para mi sorpresa, no me costó mucho trabajo averiguar sobre lo que había acontecido durante su transcurso. Porque sencillamente, no pasó mucho. Los pocos asistentes sólo hablaban de un auditorio casi vacío; de una soledad que hacia perder a las pocas personas que fueron aún dentro del recinto. Solo escuché quejas constantes sobre la carencia de participación con la que contó el evento.

En ese momento me puse a pensar sobre cómo yo me había dado cuenta del evento… y caí en cuenta de que, aún perteneciendo a una carrera de comunicación, no supe de su realización por alguna campaña comunicativa bien elaborada. Me di cuenta de Videa porque vi un volante sobre este evento en el piso. Y ni siquiera ahí nació interés alguno por la convocatoria. Esta nació cuando dos compañeros de mi salón me propusieron crear una animación en flash para participar en el evento. Pero como los trabajos “coincidencialmente” se debían entregar durante nuestras dos semanas de segundos parciales, desistimos de la idea. Es más, la fecha de presentación de los trabajos la supe de manera casual… porque debía ir y hacer un comentario sobre el evento en esta clase.

No recuerdo a ningún profesor hablándome sobre el evento, o motivándome a participar en él. Volantes sólo llegué a ver a la entrada de los laboratorios de comunicación, y en una esquina con un tamaño que pasaba desapercibido por quienes pasaban por ahí. Lo interesante de todo esto es que yo estudio comunicación, y jamás sentí un interés por comunicar sobre este evento que se supone, es de gran importancia para nuestra carrera por la riqueza creativa que espera obtener.

Y eso sin hablar de los trabajos. Muchos muy interesantes, otros quizá no tanto, como todo… pero casi ninguno de estudiantes de nuestra propia universidad. Es más, la mayoría ni siquiera eran de nuestra propia ciudad. Entonces, ¿a qué papel estamos jugando? ¿Cuál es esa calidad de compromiso de la carrera con los mismos eventos que organiza? ¿Dónde está queda esa búsqueda por fomentar en sus estudiantes el interés por esta clase de eventos?

Entonces, ¿Videa en realidad se nos presentó como un espacio de reflexión y de creatividad? No creo. O quizá espacio de reflexión sí, en cuanto a que nos dejó ver la cantidad de falencias con las que aún cuenta nuestra carrera en conjunto.

Ojala los próximos eventos se muevan bajo diferentes directrices, y que por ser de nuestra carrera se nos presenten además como espacios propicios para demostrar a la universidad entera de qué somos capaces aún siendo estudiantes. No vaya a ser que luego nos andemos quejando del concepto tan bajo en el que se tiene la comunicación como carrera y como ámbito profesional…

2 Comments:

Blogger Jorge Manrique said...

Bien Paola... estos artículos que lo ponen a uno a pensar jamás se olvidan.

5:59 PM  
Blogger pichibarbie said...

Bien por tu comentario, sobre todo porque estas desde el lado de los usuarios. En realidad VIDEA tuvo una de las campañas publicitarias mas preparadas en la universidad. Una convocatoria de 2 meses de antelación y medios orientados a diferentes públicos. En ese sentido en tu artículo faltaron dos miradas:
La asistencia no fue tan pobre, tendiendo en cuenta que en todo el día asistieron 200 personas, que en un auditorio de 740 no se ven. Esa asistencia es resperentativa teniendo en cuenta que el resto de eventos en la ciudad no va mucha gente.
Los trabajos de otras ciudades fueron de Bogotá, porque eran los invitados especiales. No porque hibiera participación de la Javeriana. De hecho, de la Javeriana llegaron 9 trabajos y como es muestra, se invitaron también de Univalle y de una ONG.
Este tipo de eventos son justamente para que se construya de parte y parte una forma de ver las realidades de forma diferente y por eso es un espacio para la creatividad. En este caso, tanto en la organización como en la participación hay involucrados estudiantes y la misma institución. Y el compromiso debe ser de parte y parte. A eso hay que seguirle apostando. Bien por escribir, por tus preguntas y por el compromiso de enterarte por las cosas que interesan para tu formación.

8:55 AM  

Post a Comment

<< Home